El grano de mostaza

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on vk

El grano de mostaza

303 personas han leído este artículo.Quiero en primer lugar agradecer al compañero Isaac, gestor de este medio y, que tanto interés, apoyo y vinculación con

Read More »

303 personas han leído este artículo.

Quiero en primer lugar agradecer al compañero Isaac, gestor de este medio y, que tanto interés, apoyo y vinculación con el Proyecto PAEC nos está mostrando. En segundo, responder a su sugerencia y aporte de este espacio para que fuese altavoz de nuestra reunión anual y con ella de las ideas y transformaciones que queremos llevar a cabo.

Valga pues este sencillo escrito como respuesta agradecida a su propuesta y como invitación abierta, mensaje en una ciberbotella, para todo aquel que quiera aceptar.

Pero ¿Qué es PAEC? Es un proyecto socioeducativo que empecé en el año 2008 en solitario y al que afortunadamente se han ido unido compañeros de aventura. Se que gracias a las apariciones en los medios nos ha conocido más gente de la que pensamos. Que nos sorprende gozosamente cuando llegamos a algún sitio y agradecen nuestra labor. Sin embargo, para todos los que , aún, no lo conocéis entre otras búsquedas de por la red os remito al artículo de somos politólogos: “PAEC: una ilusión compartida” o la entrevista que también amablemente me realizaron en “La hora de los búhos. Late Night Show” número 49, con ocasión del premio recibido por el Ayuntamiento de Valencia. No es todo PAEC, pero os puede dar una idea de qué es y lo que esperamos lograr.

Hace ya un tiempo, más de lo que a veces gusta recordar, mencioné esa famosa frase del grano de mostaza y hoy aquí la repito como necesidad imperiosa para que este proyecto crezca. Necesitamos aumentar las manos, las mentes y los corazones de todos los que nos ayudan a transformar la educación y a mejorar la sociedad. Transmutarla no es tarea de una persona sino de todos.

Pero ¿en qué forma se puede ayudar? Desde el principio nunca quise limitar PAEC al ámbito docente, una transformación del mundo parte de la educación, pero no puede quedarse en ella. Cualquier tipo de organización puede cooperar en este cambio. Las entidades sociales, las del mundo de la cultura… el etcétera ahí es inabarcable. Un proyecto como este, con la forma jurídica actual de asociación, pero no limitado solo a esta, contiene innumerables tareas Desde aplicar la metodología, sus técnicas y dinámicas en aulas, onegés, hasta tener entrevistas que nos hagan acceder a nuevos medios o tratar con la

administración. En medio de todo ello labores ingratas, pero necesarias para obtener el resto, de presentación de impresos, balances fiscales o demás. Pequeños y grandes, pero necesarios purgatorios burocráticos en la búsqueda de nuestra Ítaca. En los que no hemos de olvidar dar las gracias a esos oasis de amabilidad, que a veces se encuentra en el camino, de personas empáticas que nos ponen el ansiado y a veces tan complejo sello funcionarial.

Podemos resumir la ayuda de todos los que quieran colaborar, pues, en tres tipos. Aquellos que quieren ayudar altruistamente para beneficiarse y difundir la metodología y las practicas de PAEC. Trabajando con su alumnado y mejorar su satisfacción, con sus beneficiarios, compartir resultados con otros difusores o participar de divertidos, a la vez que socialmente útiles, eventos. Todo ello actividades organizadas por la Comunidad PAEC, que incluyen trabajar con colectivos desfavorecidos o sacar la cultura de los centros formales.

Podemos tener también compañeros que vean una forma de obtener un justo beneficio comercial por su esfuerzo. Bien difundiendo material, creándolo, realizando cursos… Sí, PAEC también necesita compañeros que se encarguen de mil y un aspectos precisos en el área mercantil para que lo demás se mueva.

En la misma línea también habrá otros compañeros encargados de la gestión diaria: buscando ayudas de la administración, combinando datos de nuestros estudios, rellenando los mil y un impresos necesarios para la vida de una asociación… y así un largo listado.

Muchos, y no muy lejanos, me han comentado que tras los éxitos del proyecto por qué no disfruto de su gestión económica en exclusiva. Quien eso me propone, a veces desde la mejor voluntad, creo que no han visto el espíritu de PAEC. Donde la participación y la democracia son fundamentales. No quiero crear una empresa de la cual beneficiarme, sino crear un proyecto transformador. En el cual todo aquel que se incorporé a él con su esfuerzo, su ánimo y su talento pueda sacar un justo beneficio por su dedicación. Donando una parte del mismo, incluyéndome a mí mismo, para hacer crecer el conjunto. Siendo, desde la voluntad de ir mejorando, estas reglas económicas claras y públicas para todos los miembros.

Sin embargo, engañoso sería un proyecto que solo busque ese fin material. Porque hay algo mucho más ambicioso que eso: cambiar el mundo. Se puede, y podemos, conseguir algo mucho más importante y que beneficie a mucha más gente y es algo que solo depende de nuestra ilusión y nuestro trabajo.

Mi esperanza es que esos tres tipos de compañeros, esas tres patas del proyecto se interrelacionen, porque las tres son importantes y necesarias para crecer. Todos tiene cabida al mismo tiempo en PAEC.

La reunión será abierta a todo aquel que esté interesado en ser artífice de este cambio socioeducativo que promueve PAEC. Donde puede participar, escuchar y opinar, dentro de la filosofía abierta y democrática del proyecto. Se celebrará la tarde del viernes veintitrés de julio también en modo telemático. Para eso nada tan sencillo como contactar con este medio que amablemente colabora con nosotros y se encargarán gustosos de informaros. Igualmente, para cualquier información sabéis que nos tenéis siempre en nuestro correo metodopaec@gmail.com.

Y como ese grano de mostaza, entre todos, con nuestro trabajo, organización, pero siempre con ilusión, alcancemos los objetivos que nos proponemos.

Sabemos que podemos cambiar desde la educación nuestra realidad, hacer un mundo socialmente más justo y unir a la gente para empoderarla asertivamente en su sociedad. Somos capaces de crear redes solidarias, hacer una educación inclusiva, divertida y atrayente. Sí, sabemos que podemos hacer eso y mucho más. Solo necesitamos una cosa para lograrlo… a ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
× ¿Cómo puedo ayudarte?